La Atención Plena Compasiva

Por: Matthieu Ricard

La práctica de la atención plena o mindfulness, basada particularmente en el programa de reducción del estrés basado en mindfulness (MBSR), fue desarrollado por Jon Kabat-Zinn y se ha vuelto increíblemente exitoso.

Durante los últimos 30 años, ha ganado el reconocimiento y el interés a nivel mundial. Este interés no sólo es en el mundo clínico, sino también en el mundo educativo y corporativo.

Cuando instructores expertos como Jon Kabat-Zinn, quien es una persona muy compasiva, enseña mindfulness, el mensaje principal que surge es uno de benevolencia, altruismo y compasión.

Sin embargo, este no siempre es el caso. Un facilitador puede dejar de lado este componente tan importante durante su presentación o método. Cuando la amabilidad y la compasión no están claramente presentes en el entrenamiento, siempre está el riesgo de usar la atención plena únicamente cómo una herramienta para incrementar la concentración y dirigir la atención para alcanzar metas éticamente cuestionables.

atención plena y compasión

Cuando la mente está agitada o confusa, cuando nuestra percepción de la realidad está altamente distorsionada por pensamientos de odio, deseo, envidia y arrogancia, surge el sufrimiento. La atención plena puede ser una maravillosa herramienta para notar estos pensamientos destructivos cuando surgen. También podrá ayudar a prevenir que éstos invadan nuestras mentes.

¿La atención plena basta?

Es optimista dar por sentado que la atención plena va a convertirte en una persona más considerada automáticamente.

Una mente en calma no es por sí misma una garantía para el comportamiento ético.

Puede hacer francotiradores muy atentos, así como psicópatas que tienen la habilidad de mantener una mente calmada y estable. Pero no puede haber francotiradores psicópatas considerados.

Al practicar atención plena con consideración y cuidado, obtenemos dos por el precio de uno. Para poder cultivar compasión, necesitamos estar atentos. Cuando nuestra mente va por el mundo sin rumbo, no estamos cultivando nada.

Para proteger la práctica de la atención plena de cualquier desviación, se necesita tener bien arraigado el componente del altruismo desde el principio.

Necesitamos referirnos sistemáticamente a “la atención plena considerada/cariñosa”.

Al hacer esto se está ofreciendo una forma secular para cultivar la benevolencia y promover una sociedad más altruista. Al mismo tiempo que se cultiva la atención plena en todo momento. Para ser completamente transformadora, la revolución de la atención plena tiene que ir mano a mano de la revolución del altruismo.

 

Publicado originalmente en The Huffington Post. Leer artículo original AQUÍ. Traducción por Instituto Cultivo. 

 

2018-10-07T23:44:39+00:00