El camino al Amor-Bondadoso: Elige tus frases

Por: Sharon Salzberg.

Se espera que el amor-bondadoso se cultive de la forma más fácil posible para que la experiencia surja naturalmente. Hacerlo de la forma más fácil posible significa, en primer lugar, usar frases que sean personalmente significativas. Las frases tradicionales, empiezan con uno mismo, tal como se enseñan al menos en esta traducción clásica de ellas:

Que esté libre del peligro, que experimente seguridad. El peligro en este sentido se refiere tanto el peligro interno de la fuerza de ciertos estados mentales, como al peligro externo. Que tenga bienestar mental. Ojalá pueda tener bienestar físico. Que tenga facilidad del bienestar.

Que esté libre del peligro, que tenga bienestar mental, pero realmente puedes usar cualquier frase que sea poderosa para ti. Necesitan ser significativas no sólo de forma temporal –Que pueda terminar bien este curso– sino algo profundo que te puedas desear a ti mismo y a las demás personas. Los pensamientos son muy importantes al hacer prácticas de buena voluntad –no luches por sentir algo en particular. Deja que tu mente descanse en estas frases. Puedes ser consciente de las frases acompañándolas con la respiración o por sí mismas. El foco de la atención son las frases. Permite que tu mente descanse en ellas. Los sentimientos van y vienen.

Algunas veces se sentirá glorioso, será extraordinario.

Y otras veces, muchas veces, será muy muy ordinario, muy seco o mecánico –pero no importa. No significa que no esté pasando algo o que no está funcionando. Lo importante es lo que hagas, lo importante es formar esa intención en tu mente porque estamos uniendo el poder del amor-bondadoso y el poder de la intención y eso es lo que lo que producirá el efecto del flujo libre del amor-bondadoso.

amor-bondadoso

El Amor-Bondadoso toma tiempo

La primera vez que practique amor-bondadoso fue sin un maestro. Acabábamos de abrir el centro y un grupo de nosotros decidimos hacer un retiro por un mes y yo no nunca había hecho la práctica pero había escuchado de ella. Pensé que esta sería la oportunidad perfecta para practicar.

Me senté en la habitación y sabía que se hacía en etapas sucesivas y comencé dedicándome una semana a dirigir esta buena voluntad hacia mí misma. Todo el día, recorría el edificio –sentada en mi habitación, sentada en el pasillo- diciendo todas las frases, que tenga bienestar, que esté en calma, que sea liberada, y no sentí absolutamente nada.

Al finalizar la semana, algo le ocurrió a alguien de la comunidad y algunos de nosotros, de forma inesperada tuvimos que dejar el retiro.  Yo me sentía muy mal. No sólo no ocurrió nada sino que nunca fui más allá de mi misma, lo que era muy egoísta.

Corría escaleras arriba en el ajetreo de tener que irme. Estaba parada en uno de los baños cuando dejé caer por accidente un jarrón, que se rompió en mil pedazos. El primer pensamiento que vino a mi mente fue: “Eres realmente torpe, pero te amo”. Y pensé después “¡Oh wow, mira eso!”. Todas esas horas, todas esas frases que yo creí que eran muy secas y mecánicas y pensé que nada había ocurrido. Estaba ocurriendo. Me tomo un poco sentir ese florecimiento y fue algo tan espontáneo que realmente fue maravilloso. Así que: no luches tratando de que algo ocurra. Deja de ocurra. Ocurrirá.

Nuestro trabajo, por decirlo así, es simplemente decir esas frases, decirlas sabiendo lo que significan pero sin tratar de fabricar un sentimiento. Permite que tu mente descanse en esas frases y deja que las frases sean significativas para ti.

Y ahora me gustaría hablar un poco de enviar esta buena voluntad a una persona neutra y un poco sobre enviar a una persona con quien experimentamos algún tipo de dificultad.

Desear amor-bondadoso a una persona neutra

El primer paso, por supuesto, es encontrar a una persona que nos resulte neutra –algunas veces esto es muy interesante. He encontrado con frecuencia que apenas conocemos a alguien o pensamos en alguien, aunque no conozcamos, ya tenemos un juicio de esa persona: Me cae bien, no me cae bien.

Si puedes encontrar una persona neutra, a veces puedes ser muy reanimador dirigir la práctica de amor-bondadoso hacia esta persona porque no hay una historia de ella. Nota si puedes reconocer que esta personal quiere ser feliz, justo igual que cada uno de nosotros, extiende una fuerza de buena voluntad hacia esta persona.

Desear amor-bondadoso a una persona con quien tenemos alguna dificultad

Después de que hagas eso por un rato, ahora envía amor-bondadoso a alguien con quien experimentas algún tipo de dificultad. Este es un punto muy interesante porque es muy difícil.

Es un punto muy poderoso porque esa persona, de alguna forma, simboliza la diferencia entre el amor y el amor-bondadoso, siendo el primero condicional, y el segundo incondicional, que va más allá de tener satisfechas nuestras necesidades, tener afecto recíproco o que las personas nos traten bien. Es esta persona quien define la línea entre lo que es finito y lo infinito. Así que no es fácil.

Como sugerencia, cuando comencemos esa parte de la práctica, en el espíritu de hacerlo de la forma más fácil posible, probablemente sea mejor empezar con alguien hacia quien experimentas una pequeña irritación en lugar de con la persona que más te ha hecho daño en la vida.

Y poco a poco comienza a abrirte hacia otros niveles de dificultad. A veces cuando practicamos amor-bondadoso hacia una persona que nos resulta difícil, sentimos todos estos otros sentimientos, como enojo. Si te es posible, ve si puedes dejarlo ir. Regresa a la recitación de las frases. Si es muy fuerte, entonces puedes dejar ir las frases de buena voluntad. Presta una cuidadosa atención al sentimiento hasta que comience a disminuir y hazlo con compasión hacia ti: No necesitas juzgarlo. Y cuando puedas, puedes retomar la práctica de amor-bondadoso, tal vez con una persona más fácil.

Práctica Guiada de Amor-Bondadoso

Para comenzar, adopta una postura cómoda.

Comencemos sentándonos cómodamente, cerrando los ojos.

Encuentra las frases que te gustaría usar para ofrecer buena voluntad.

Toma un par de respiraciones profundas, permitiendo que tu cuerpo se relaja, encontrando las frases que reflejen aquello que deseas desde el fondo de tu corazón para ti. Muy gentilmente comienza a repetirlas.

Trae a tu mente a alguien ha sido amable contigo.

Si viene alguien a tu mente que ha sido un benefactor, hacia quien sientes respeto o gratitud, te invito a que mantengas una imagen de la persona o digas su nombre en tu mente. Dirige la fuerza del amor-bondadoso hacia esa persona, deseándole seguridad, felicidad y paz. Muy gentilmente, una frase a la vez, permitiendo que tu mente descansa en esa frase.

Y si llega a tu mente un buen amigo o amiga, alguien a que quieres y cuidas, hay cariño mutuo, mantén la experiencia de estar frente a esta persona y dirígele las frases, deseándole su felicidad y bienestar.

Trae a tu mente a una persona neutral.

Alguien por quien no tengas una sensación fuerte de agrado o desagrado. Ve si puedes traer esa persona a tu mente. Entiende la práctica de amor-bondadoso hacia esta persona –de la misma forma que todos queremos ser felices, esta persona también quiere ser feliz. Si nadie surge en tu mente en esta categoría, entonces puedes quedarte deseándole buena voluntad a un buena amigo.

Si te resulta realizable, trae a tu mente a alguien hacia quien experimentas dificultad.

Tal vez una dificultad grave en este momento –alguien con quien tengas algún conflicto, en donde haya tensión. Hay incomodidad, hay desagrado. Recordando que esta persona también quiere ser feliz, que muchas veces por ignorancia, todos cometemos errores que generan daño y dolor, y que causar sufrimiento generara inevitablemente sufrimiento en esa persona.

Nota si puedes extender la práctica de amor-bondadoso hacia esta persona. Enviar amor-bondadoso no significa que apruebas o condonas sus acciones. Significa que podemos ver con claridad las acciones que son poco hábiles y aun así no perder la conexión.

Trayendo a esta persona con quien experimentas dificultad, repite las frases hacia ella. Si puedes encontrar una cosa buena de esta persona, en medio de todo lo demás, si centras tu atención en esa única cosa, sólo quédate ahí un momento. Encontrarás que hay una sensación de sentirse un poco más cerca, de abrirse y todo lo demás puede verse con esa luz.

Si puedes encontrar una sola cosa buena de esta persona, puedes reflexionar en su deseo de ser feliz.

Expande tu conciencia a todos los seres, hacia todas partes.

Sin distinción, sin exclusión. Que todos los seres estén libres del peligro, que experimentan bienestar mental, bienestar físico, que experimenten descanso.

Todas las creaturas, conocidas o desconocidas, cercanas o lejanas, las que gustamos y las que no, hacia quienes somos neutrales. Todos los individuos, felices, sufriendo, causando sufrimiento. Aun así tienes el deseo de ser felices, de ser libres. Ojalá lo sean.

 

Artículo Original publicado el 19 de enero de 2018 en https://www.mindful.org/loving-kindness-takes-time-sharon-salzberg/